¿CÓMO SE HACE?

28 de enero de 2015

Ulver - Perdition City (2000)


"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí".

      Augusto Monterroso, "El dinosaurio", en "Obras completas (y otros cuentos)".

La pelotudez está a la hora del día, iba a ser una cosa y terminó siendo otra, si a alguien le toca un acv informático, a otro se le muere un rígido, sin hacer chistes del rigor mortiis y la pérdida de datos mediante, y le caga mucha música. Nos ponemos tristes, por la pérdida, hacemos duelo, juntamos manguito a manguito para reponer el rígido muerto y de a poco retornamos a donde siempre nos ausentamos (pedir perdón es poco). Gracias al diablo, es bueno tener este lugar para escribir cosas que nadie lee, como feisbuk pero sin tanto pelotudo (clah, saaalllvooo los que piden el pass, je)… En fin, ¿a dónde iba? ¿De dónde venía?... Iba a ser el “flaco”, pero por estos momentos de desasosiego que hacen que uno tenga la misantropía en modo on, viramos hacia a los tumbos hacia rumbos más agrestes, introspectivos, oscuritos…
Cuando cae la noche llegan los acogedores instantes de reflexión. Las noches de invierno son largas, especiales para la vigilia, para el ensimismamiento o para vagar y escaparse de uno mismo; en cambio las de verano, son un asco de cortas, con mosquitos y esas alimañas verdes que rompen los huevos como pocas cosas en esta insoportable existencia (¿?). Escapar de la vida diaria, de la tecnología, de la estupidez que nos hiere y de un largo etcétera. Pero como decía el célebre poeta “si queréis destruir el sistema primero tendrás que entrar en él para comprar el martillo (o parecido) para destruirlo”; nosotros haremos lo obvio y usaremos esa tecnología para escuchar lo que otros tipos hicieron con artilugios electrónicos varios y nos deslumbraron.
De lobos y con los lobos, Ulver (means “wolves” in norwegian), se hace presente por estos pagos trayendo un disco de trip-electronic-ambient-avant garde music. ¿Raro?... ufff… Estos compañeros noruegos tienen una historia larga y prolífica, que comienza en las gélidas tierras del norte y muy emparentada con el black/folk metal más crudo. Pero no se asuste señora, o mejor, sí, asústese, tenga pánico, porque si bien Ulver dejó el metal para tomar otros rumbos ya imaginados por los oyentes más atentos, no se dedicaron a crear canciones que hagan loas a la diversión fiestera. Nada más alejado de la realidad, ya en el “Themes from William Blake's The Marriage of Heaven and Hell” de 1998, pegaron el cambio de rumbo, con un disco con elementos electrónicos muy diferentes a los alaridos desaforados del black metal de antaño. El disco en cuestión era ásperamente rockero en su concepción electrónica, intrincado en su génesis William Blakeniana, que confundió a muchos metaleros y conquistó a quienes supieron dejar de ver a Ulver como una banda de black metal. Con ese legado, llega “Perdition City” en el año 2000. La bajada del título reza “music to an interior film”. Y creo que lograron plasmar ese subtítulo en la obra que engalana este post. La música desplegada en este disco está llena de texturas y de atmósferas especiales para disfrutar en la quietud de la noche, auriculares y luces apagadas. Si nos dejamos llevar por cómo se titulan los tracks en cuestión veremos que no es aleatoria la mención a la introspección: “lost in momments”, “tomorrow never knows”, “we are the dead”, etc. Es un disco para apreciar el instante, con muchos instrumentales, voces susurradas que en contadas ocasiones se vuelven vociferantes. Ante la pregunta: ¿es un disco tranquilo?, respondería: si pensás que este es un disco tranquilo, estás mal de la cabeza. Es un disco experimental, para “descubrir”, como para ir con cuidado si no te va el estilo. Es un trip de una lisergia reposada, como Portishead yéndose de putas en plena madrugada y en pésimo humor existencial, como si un Tricky loco y barítono se hubiera dedicado a pensar en cosas oscuras. Pero es un disco que crea un sinfín de imágenes (para más datos pasen por el video de muestra) y genera unas atmósferas muy recomendables. Es un disco que puede resultar tenebroso en almas sensibles, si lo tuyo es el shoegaze, no entres, para los demás puede resultar un camino agreste, sobrecogedor y un largo etc. En resumen, con este disco no vas a ir tarareando por la calle las canciones en tu celular, definitivamente no. Es ambient, pero de una película de terror de autor, es electrónica pero no bailable, a no ser que estés en algún círculo con Dante, es avant-garde porque sí y es simplemente música porque así lo podemos interpretar. No sé si será de su agrado, por las dudas incluí el video que viene como “bonus”, por si tienen ganas de un poco más. Como sea, bienvenidos a una banda de sonido turbadora, bienvenidos a la noche, bienvenidos a este bloguito, bienvenidos al 2015!!!... No hay salida, la noche es magia encantadora de pianos, guitarras y vientos delicadamente tocados, creadores de miles de imágenes, claro, si se animan, sean uds bievenidos, a Ulver… y su Perdition city… y claro... hay dinosaurios entre nosotros y todavía... están allí...

Tracks:

01. Lost in Moments - 07:16
02. Porn Piece or the Scars of Cold Kisses - 07:08
03. Hallways of Always (instrumental) - 06:35
04. Tomorrow Never Knows (instrumental) - 07:59
05. The Future Sound of Music (instrumental) - 06:39
06. We Are the Dead - 03:41
07. Dead City Centres - 07:10
08. Catalept (instrumental) - 02:15
09. Nowhere/Catastrophe - 04:48
10. The Ghoultimate Duo (bonus track)
Extra track: video Limbo Central

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 177 MB
Pass: somospacifistas
oscurité alive: Ulver - Hallways of Always (live at The Norwegian National Opera)

Opción 1

Opción 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Expresensen