¿Cómo se hace?

16 de agosto de 2014

El Ten Eleven - These Promises Are Being Videotaped (2008)


I know. I know. But it's his ship now, his command; he's in charge, he's the boss, the head man, the top dog, the big cheese, the head honcho, number one... ¿Qué es la "vida"? ¿cómo sabemos que algo tiene "vida"?. Prescindiendo de cualquier teoría creacionista, o al menos de su núcleo duro, es una pregunta que cuanto más cerca se está de responder, mayor espesura encuentra en el terreno para acceder a esa verdad. Para Aristóteles, que ese día se debe haber levantado medio sin ganas de pensar, era algo así como un fenómeno que no tenía explicación por fuera de si mismo, Santo Tomás from Aquino inauguró el "todo bicho que camina va a parar al asador" al decir que todo aquello que tiene movimiento por si mismo es vida. Descartes y Hume todavía se deben andar peleando por estas cosas y el desarrollo de la técnica permitió que nuevos descubrimientos sinteticen la magia de vivir en un par de cuestiones de nivel celular que no dejan de ser asombrosas pensadas en modo -uh que flá-.

1. La existencia de una membrana que separa a la célula de su ambiente circundante y le permite mantener su identidad bioquímica.

Kristian Dunn y Tim Fogarty llegaron por caminos separados a formar parte de la banda The Incredibles Moses Leroy (o The Soft Lightes posteriormente). Dunn, jugaba de local en Los Angeles, donde había tocado para Inch en los noventas y Fogarty venía de Pittsburg, llegaba a El.Ei tras varias changuitas de músico, en las cuales llegó a hacer buenas migas en Las Vegas con unos coreanos que regenteaban un casino ilegal y le daban un espacio para tocar. Kristian venía del indie, Tim del hip hop funkyado, L.A. los juntó y desde allí se asombraron uno del otro, descubrieron que sus caminos como dúo tenían más que ver con sus búsquedas musicales y decidieron escindirse de la banda que los protegía. Tomaron el nombre de un avión de lujo y se largaron. Así El Ten Eleven nacía y adquiría autonomía.

2. La presencia de enzimas, proteínas complejas esenciales para las reacciones químicas de las que depende la vida.

El Ten Eleven apenas cuenta con batería eléctrica y acústica que responde a los mandos de Fogarty, quien además se hace cargo de los sintetizadores, y un monstruo de dos cabezas formado por un 2 en 1 de guitarra y bajo junto a mil pedales que responden a los designios de Dunn. Solo con eso, o "con todo eso" según nuestra capacidad de asombro, el dúo trata de alejarse del math rock porque la categoría no les estaría gustando, para hacer un post-rock ambient, sin despreciar las melodías mas sutiles, lo que los aleja de la cuadratura del cuadrado para ponerlos en la línea de la redondez del triangulo, porque finalmente de eso se trata, de utilizar las herramientas más efectivas para explayarse sobre las diferentes formas musicales.

3. La capacidad de replicarse generación tras generación.

El año 2004 los encontró editando su primer disco, llevado adelante por ellos, en donde sorprendieron con un trabajo, atentos al adjetivo, piola. Porque tenía atmósferas agradables, levantaba cuando tenía que hacerlo y sabía manejar con criterio los momentos más experimentales sin desvaríos que buscasen el efectismo urgente. poco a poco Fogarty y Dunn iban poniendo los cimientos de una discografía sólida que no contaba con una construcción previsible, más bien lo contrario.

4. La posibilidad de evolucionar a partir de la producción de descendencia con variación.

Al disco debut que les atrajo la atención losmediosespecializados, le siguió Every Direction Is North tres años después. La espera trajo consigo la primer modificación en el sonar de El ten Eleven; Recreando atmósferas con mayor constancia, englobándolas en conjuntos de canciones, la banda daba el paso que tenía que dar. O mejor, el dúo daba un salto sonoro tan natural que si escuchamos los dos discos en continuado el cambio es tan fluido que no podemos menos que indicar el buen criterio a la hora de elegir la jugada, el gesto técnico celebrado condujo con la misma naturalidad al siguiente movimiento.
El origen de los nombres en los temas instrumentales es algo que o al menos una vez nos arrancó una reflexión. Si me preguntan a mi, el humor, el desvarío o la manija son las directivas imperantes. El Ten Eleven debe tener un sentido del humor muy agudo (su nombre es por L-1011, lo que explica su portada en el disco debut) y eso se transluce tanto en los nombres de sus otros trabajos como de sus canciones, punto extra. "These Promises Are Being Videotaped" es la versión gringa de "un día de estos te voy a grabar lo que decís" y cuenta con nombres como "Jumping Frenchmen of Maine" en clave heavy-funk o "I Like Van Halen Because My Sister Says They Are Cool", quizás la mejor canción de todas, donde nuestros sentidos no entienden nada, ganas de bailar, de apenas asentir lenta y repetidamente con la cabeza cual metalero poco convencido o simplemente de sonreír con un "lo hicieron de nuevo". Todo eso en una canción que no llega a los 4 minutos, así de buena es. Y allí empieza otro disco, lo que no quiere decir que la intensidad baje, porque a diferencia de sus trabajos anteriores el average de "These Promises..." es alto, es fuerte, es contagioso, es movimiento, es la vida aristotélica, la de Santo Tomás y la de la ciencia biológica. Es la incorporación de una canción de Radiohead, es autocelebración y es uno de los mejores discos de la banda, porque cuando antes de la media hora termine con la poderosa "Numb Tooth" sentimos ese milagro vital corrernos por el cuerpo y mucho mejor, la sensación de no querer alejarnos de ese sentir. Por suerte después vendrían dos discos más; Y dos EP que prácticamente construyen otro LP, en un milagro musical, científico, mágico, de asimilación y reproducción hacia el infinito.

Tracks:

01. Jumping Frenchmen of Maine - 5:10
02. I Like Van Halen Because My Sister Says They Are Cool - 3:54
03. Fat Gym Riot - 3:09
04. Adam and Nathan Totally Kick Ass - 4:26
05. K10 - 4:15
06. Paranoid Android - 2:16
07. Chino - 2:52
08. Numb Tooth - 1:40

Compresión: MP3 320 Kbps
Tamaño: 64 MB
Pass: somospacifistas
Cowboy Vivo: Showcito (Live in Seattle)

Opción 1

Opción 2

30 de julio de 2014

José Larralde - Y Un Porqué Sin Final (1975)


"A esto respondo yo que las objeciones que haces pueden volverse también contra ti, en su mayor parte, y que no proceden de ti sino de mí. Ni siquiera tu desconfianza por los demás es tan grande como mi desconfianza por mí mismo, en la que me has educado. Y no te niego hasta un cierto derecho a esa objeción, que además contribuye por sí sola a la caracterización de nuestras relaciones. Claro está que las cosas no pueden ajustarse en la realidad tan bien la una con la otra como los argumentos en mi carta, porque la vida es algo más que un rompecabezas; pero, gracias a las enmiendas que surgen de esta confesión, y que no puedo ni quiero extender hasta el detalle, se ha logrado, a mi parecer, algo tan próximo a la verdad, que podrá tranquilizarnos un poco a los dos y hacernos más fáciles la vida y la muerte."

                       Franz Kafka. "Carta al Padre" (noviembre de 1919)

"Tu alma puebla los desiertos,
y del Sud en la campaña
al lado de una cabaña
se eleva fúnebre cruz;
esa cruz, bajo de un tala
solitario, abandonado,
es un simbolo venerado
en los campos del Tuyú."

Bartolomé Mitre, "Santos Vega", en Rimas

Una patraña sobre una vuelta: Cuenta la historia que venía el linyera llenándose los pies de tierra por algún camino de campo, en la búsqueda de algún árbol para guarecerse del sol que calcinaba la llanura al mediodía. A lo lejos, divisa con su ojo adiestrado en el llano un oasis de hojas y sombra. “Un sauce”, piensa, y apura el paso como si fuera la última vez que vaya a disfrutar de una sombra “comodio’manda”. Al estar a unos pocos metros del reparo salvador (que resultó ser un Tala) nota que ya hay alguien allí apostado. Y cosa extraña: está tocando una zamba conocida y con mucha maestría. Lo extraño no era la zamba (porque era conocida) si no que estuviera tocando la guitarra y tan bien, sea quien sea, a esas horas del mediodía con un calor que rajaba la tierra. “Ave maría purísima”, ensaya gritar, pero le sale un graznido digno de un carancho. “Sin pecado concebida”, se escucha desde la sombra del tala. Por más que quiera y cogotee, el linyera no le alcanza a ver la cara del que está bajo el árbol. Ya más cerca, lo ve y casi sale corriendo, casi. No es que era tan feo, pero sí bastante feo. “Más que feo, raro, como si no le pudiera adivinar bien la cara”, piensa nuestro linyera, muy concienzudamente. “Puta, me insolé seguro”, cranea a continuación. “Buenas y santas”, ensaya con un poco más de entusiasmo. “Buenas, aparcero”, dice el “sin cara”, “pase y acomódese donde guste”, remata. Acto seguido, el linyera hace lo propio, se desparrama en el suelo y agradece a su compañero de árbol la buena atención. La cosa no pasaría a mayores si no fuera porque el linyera en su afán de abrir el diálogo pregunta el nombre del “sin cara”. “Juan sin ropa”, le contesta el “sin cara”. “No se aflija, compañero, usted no se acuerda de mí, pero nosotros ya nos conocemos”. Atónito es lo mínimo que se puede decir de la expresión de nuestro linyera, era la cara misma de la incredulidad. “Usted se equivoca, me temo, aparcero, yo no lo ví  en mi triste existencia a su persona”, dice el linyera. “Pero claro, que no se acuerda, Santos, yo mismo le di la ventaja de la desmemoria”. “¿Santos?”, pregunta, interroga, ensaya nuevamente con un hilo de voz, el linyera. “Sí, usted era Santos Vega, el payador invencible, a quién derroté en duelo singular de payada hace ya unas cuantas leguas de camino y muchos años más”. El linyera, quien efectivamente no recordaba ni siquiera su nombre, solo el ir y venir por el campo, esquivando poblados grandes, solo acercándose a los más chicos para hacer una changa y conseguir algo de comida, tuvo un solo sentimiento, para ser exactos una sola sensación en ese día de calor extremo en el campo bonaerense, sintió como se le erizaban los pelos de la nunca en un escalofrío que le llegó a helar la sangre, y ahí algo se acordó: “es como si hubiera visto al mismísimo diablo”.

Mirá la que te traigo, che!!!... Y al cuarto día despertó entre los incrédulos… Ejem, sean UDs. Bienvenidos a este eclecticismo sin par, a este vaivén de estilos, a este devenir contante de proezas dignas del equilibrista del circo más rasca, al humilde sitio que peca de melómano y sin embargo nunca expía sus culpas, sean UDs., Bienvenidos y sin más dilaciones al blog loco que hemos dado en llamar (J.P. Sastre y quien escribe)… Sacudiendo la colina… Telúrica.
Venimos de puro rock sureño (del norte) ahora pasamos a mirarnos el ombligo nacional… la cosa es así, como a mí me gusta el rock (jazz, blues, metal, etc), a mi viejo le gustaba el folklore; cualquier folklore no, el folklore sureño, el de los cantores sureños, esos que cantan solitos y solos con la guitarra y dan más pena que un pajarito muerto. Son esos tipos que abundan a montones al sur de la provincia de Buenos Aires y son marca registrada por esos lares. Para quien no lo conoce José Larralde es como un tío severo (el tipo te va decir que su carácter es “podrido”) que sabe tocar y cantar como pocos (oriundo de Huangelén, partido de Coronel Suárez, Pcia. de Buenos Aires), de esos que si no hacés silencio cuando toca, se pudre todo, te reta (además de hacerte pasar un momento incómodo) y es capaz de irse. Este gaucho cabrón (es con cariño, che) tiene más discos que los muchas bandas de rock, una historia digna de contar (que incluye a Jorge Cafrune, entre otros) un voz (tan poderosa, pero tan poderosa) que te paraliza en su potencia y unas letras que reflexionan desde cuestiones metafísicas hasta cuestiones referidas al mate o al cigarrillo, todas de muy buenas a geniales. Ahora, por qué se me da por postear un disco de folklore, bueh, como les decía, por mi viejo. Él fue quien me dijo alguna vez, “escuchá esto y vás a ver lo que es un cantor y no esas latas que escuchás vos” (casi literal, sin exagerar y seguramente a más de uno le pasó). Y lo hice, es más, este disco se lo regalé y por esas cosas de la vida, volvió a quien escribe. Y acá está, para que le entren con ganas y gusto. Si quieren conocer al cantor acá les dejo una de las pocas entrevistas que ha concedido el aludido (porque Larralde no da entrevistas, casi que no hace falta aclararlo; créditos al entrevistador, muy interesante por cierto), pueden estar de acuerdo, o no, pero no podrán negar que tiene voz propia (y unas cuantas “verdades” dirán los exégetas). En fin, el disco es una muestra acabada de lo que es capaz Larralde; hasta la tapa tiene algo muy paisaje bonaerense (una flor de cardo, carajo), arranca con un poema “Elogio de la soledad”, tema recurrente del gaucho bonaerense, pero no por eso menos genial (temazo se podría decir), arranca diciendo: “en la barra de un bar”!!!... (Y dice también: “todos estamos solos, juntos o aparte de los demás”). Continúa con una milonga (Milonga de gurí) que si no le encuentran “onda” o un sentido puramente campero (muy campero, muy), están escuchando otro disco; pasa por recitados, valcecitos y otros poemas y llega convencerte de ida y vuelta.
“Que triste que es cantarle al viento cuando hay que cantarle al hombre, menos mal que el viento sabe demasiado pa’ que se asombre…” (Sobre la cruz del olvido). Esas cosas te podés cruzar mientras transitas el disco. Seguramente les parecerá difícil si no estás acostumbrado al estilo, puede que digan “esto no es para mí” y puede que tengan razón (aunque si lo pensáis un poco nomás, Larralde tiene más rock que muchas bandas que así se autobautizan, hasta metal diría, pero me gritarán exagerado y hereje, y tendrán razón). Pero, y acá es cuando me caliento, no me vengan con el “poeta” ese de Guatemala luego de escuchar “Si tu lloras de pena”, no me vengan eh!!!. Y pa’ cerrar, nada mejor que un tema bien arpegiado, “Noche y camino”, para los nocturnos-nostálgicos-enamorados-y-caminantes. Sin más, me retiro por donde vine, les dejo esta cosita que me vino por pura enseñanza paterna (y siempre agradeceré), les dejo nada más y nada menos, que ninguna respuesta, solo un porqué sin final.

Tracks:

01. Elogio de la Soledad - 05:16   
02. Milonga (De Guri) - 03:06
03. De la Tarde Final - 02:18
04. Sin Despues - 03:15
05. Como Dos Rejas - 02:10   
06. Pa' la Cinchada - 03:14   
07. El Tamayo - 03:22           
08. Sobre la Cruz del Olvido - 05:06           
09. Si Tu Lloras de Pena - 02:34        
10. Bajo Este Cielo - 02:08   
11. Trabanco - 04:15   
12. Noche y Camino - 04:35

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 88,6 MB
Pass: somospacifistas
Lo filmaron si que sepa (si no se arma, je): José Larralde en vivo (recital completo)

Opción 1

Opción 2

26 de julio de 2014

Gov't Mule - Gov't Mule (1995)


"Hasta el fin", dije temblorosamente. "Oí sus últimas palabras...". Me detuve lleno de espanto.
-"Repítalas", murmuró con un tono desconsolado. "Quiero... algo... algo... para poder vivir."
-"Estaba a punto de gritarle: "¿No las oye usted?". La oscuridad las repetía en un susurro que parecía aumentar amenzadoramente como el primer silbido de un viento creciente. "¡Ah, el horror! ¡El horror!.

                         Joseph Conrad. "El corazón de las tinieblas".

Descargo de un científico idealista y cabrón (anotaciones encontradas en un cuaderno de notas en algún lugar del conurbano bonaerense) - Primera Parte:
                                      "Pero qué poca inteligencia le damos a nuestros ancestros, a los que vivieron antes que nosotros, a los antiguos. Claro, como vivieron en un mundo no informatizado, nos consideramos el punto culminante la evolución en los saberes. Nunca se supo más que ahora, nos repetimos como un mantra para convencernos de nuestra sapiencia y así poder vivir. Piensen por un momento todo lo que perdimos con el incendio de la Biblioteca de Alejandría, imaginen. La velocidad nos hizo arrogantes y allí radica el síntoma de nuestro tiempo. Con la velocidad vino la obsolescencia  programada y vino un mundo que se vence mientras estas leyendo estas líneas. Los antiguos supieron algunas cosas que quizás nunca imaginemos. Claro que más fácil y tranquilizador es pensar: no, no pudieron hacerlo, porque la ciencia actual no puede hacerlo. Pero nos olvidamos de algo: la verdad científica es momentánea, es casi un espejismo, es históricamente provisoria. Entonces: NO, repito, NO es lógico pensar que porque la ciencia no puede realizar tal o cual experimento o viva experimentando y llegue a callejos sin salida, nadie lo puede hacer. Tranquilamente podemos pensar que esa verdad que hace andar o permite realizar cual o tal proeza técnica no es asequible hoy por la ciencia, pero sí lo fue por alguna sociedad pasada. Las premisas científicas son perfectibles, siempre podemos desarrollar un método mejor, experimentar más acertadamente, y así; pero la verdad (científica) siempre es provisoria. ¿Y si una de esas verdades provisorias fue alcanzada antes de nuestro tiempo y luego desaparecida junto a la civilización que la alcanzó?. No, no podemos pensar así, dirá alguno, porque nos haría menos geniales de los que nos creemos. Por ello, no se lo endilgamos a la ciencia (porque esta es amoral) y no puede explicar lo que no sabe, pero sí le buscamos una explicación, una mágica, increíble, no lógica; la más común: es obra de los extraterrestres (llámenseles como gusten: aliens, ETs, Annukakis, reptilianos, etc). Esa, además de ser la raíz de todas las conspiraciones, es el tema principal para explicar todo lo que no puede la ciencia (pero sí los Dioses, claro está). Muchachos, la Iglesia Católica acepta la Teoría de la Evolución, no es joda, con unos agregados que sirven a la institución, comprensiblemente. Ok, ataquemos la Teoría de la Evolución entonces, pregonan los amantes de lo extraterreno; pero ellos no quieren entender que “teoría” en ciencia no es un conjunto de frases dichas al azar y unidas por el relato de alguien. ¿Que la Teoría de la Evolución tiene lagunas?, pero claro que tienes lagunas, ningún estudio de tal magnitud fue terminado de una día para otro. Y así  seguimos, nos peleamos con el conocimiento científico y nos abrazamos con la desinformación veloz e increíble de todos los días. Y nos llenamos la cabeza de pavadas, y peor aún, las repetimos a otros, las reproducimos en todos los formatos que en la coyuntura existen para así llegar a todos y más lejos aún".
Nota: continuará...

Say yes!! Excesos, Excesos!!!... ejem… Sean uds bienvenido una vez más a esta locura conceptual que hemos (me and J.P Sastre) dado en llamar… Sacudiendo la Colina!... sureña.
A un servidor no le gusta irse, pero sí le gusta regresar y más si para esta ocasión procuré revolver en el arcón de los recuerdos (para el aniversario del bloguito!!), es decir, me puse a escuchar discos (no tan) viejos y rescaté cosas (para un servidor tan) geniales como para dejar por aquí. La primera viene por partida doble, dos discos dos.  Gov’t Mule es el apócope de Government Mule, una banda que nace por el parate discográfico de otra (The Allman Brothers band). Por ellos, tenemos esta maravilla sureña, rockera, blusera y jammera (¿?) que es la Mula… del gobierno. Los artífices de esta gran banda fueron Warren Haynes y Allen Woody, y sumaron al baterista Matt Abts y al bajista Andy Hess para darle forma a Gov’t Mule. El fallecimiento de Woody, dejó a Haynes (el que diga: ¿quién?, bueh, la revista de canto rodado le dio el puesto nro. 23 entre los 100 mejores guitarristas de all times, ¿es poco?, no jodan) al mando del asunto. Pero acá traemos la primera etapa de la banda, y exactamente el primer disco de estudio, el hómonimo, el que sacaron porque los hermanitos Allman no trabajaban en ningún material nuevo (o el momento en el cual estos muchachos tenían unas ganas bárbaras de tocar y grabar algo). Fue en 1995 cuando plasmaron en el estudio, tocando en vivo el disco (un tema grabado tras otro), este ejercicio de cómo hacer un jam, una improvisación de rock-blues sureño y que suene como canciones, tenga onda, sea fiel al estilo y además “sea rock”. Todo mérito de Haynes y compañía. No es menor el dato de que Haynes se haya unido a los Allman bros, el tipo sabe cantar y tocar la guitarra como dicta la escuela austral (“del norte”) del blues. Y cuando se le da por pasar por el rock te deja moviendo la patita con dos notas y un verso haciendo juego.
Arranca la intro y ya sabemos que esto será “en tu cara”, nada de medias tintas o hacerse el otario. Esto es música con una tradición enorme y puede que a cualquiera el sayo no le quepa. Estos tipos no se sonrojan y te dejan con la boca abierta, “Rocking Horse” es una declaración de principios estilísticos, mucho blues-rock, improvisaciones copadas, solos de antología y la garganta de Haynes poseída. Se podría describir el primer disco de Gov’t Mule con los arreglos nomás, son gloriosos. De esa forma, no decís nada y abrís un gran interrogante. Pero realmente los arreglos son grandiosos, gloriosos, es como que los escuchaste antes, los conocés, los tenés internalizados, son parte de tu historia musical, sin embargo, los escuchás en “La” mula y lo primero que pensás es: cómo carajo les quedan tan bien a estos tipos. Hagan la prueba y luego me cuentan. Piensen si esos yeites, esos arreglos no los escucharon antes y luego piensen si en otra banda serían una porquería repetitiva. Eso se llama, pura y llanamente, oficio. Sinceramente, cada vez que escucho este disco, no dejo de maravillarme con las cosas que le encuentro. En estas últimas escuchas me obsesioné con “Trane”. Es música en consonancia con el entorno, no puedo creer lo que hacen estos tipos cuando se cuelgan a zapar, es una maravilla de la naturaleza. Ahora, si querés “onda”, lo que se dice “cool”, pasate por “Mule” y luego me contás. En fin, no los atosigo más, sigan haciendo lo que estaban haciendo, denle una escuchadita a Gov’t Mule y se encontrarán con algo que no podrán dejar. Dedico este post (con “Painted Silver Light” y “Mr. Big” de fondo) a unos tipos que son parte de algo más grande que cualquier cosa: String, Tex Tex, Mr. Tank, Le Chief y el Enorrrmmee… J.P. Sastre… Por amistad y, como siempre decimos robándole al uruguayo, Gracias por el fuego.

Tracks:

01. Grinnin' in Your Face - 01:35
02. Mother Earth - 08:13
03. Rocking Horse - 04:06
04. Monkey Hill - 04:40
05. Temporary Saint - 05:44
06. Trane - 07:28
07. Mule - 05:39
08. Dolphineus - 02:03
09. Painted Silver Light - 07:07
10. Mr. Big - 06:06
11. Left Coast Groovies - 06:52
12. World of Difference - 10:15

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 152 MB
Pass: somospacifistas
Una declaración de principios: Gov't Mule - Mule (Live)

Opción 1

Opción 2

Gov't Mule - Dose (1998)


"La voz de Hákim ensayó un engaño final. "Vuestro pecado abominable os prohíbe percibir mi esplendor..." comenzó a decir.
No lo escucharon, y lo atravesaron con lanzas."

Jorge Luis Borges. "El tintorero enmascarado Hákim de Merv" en "Historia universal de la Infamina"

Descargo de un científico idealista y cabrón (anotaciones encontradas en un cuaderno de notas en algún lugar del conurbano bonaerense) - Segunda Parte:
                              "El ejemplo más acabado de todos: las pirámides de Egipto fueron construidas por una inteligencia extraterrestre. Es tan genial esta teoría como absolutamente pelotuda. Porque parte de la premisa: si en la actualidad no la podemos reproducir, menos la pudieron hacer los antiguos egipcios. Es decir, no solo menosprecian el saber de los antiguos, sino que le endilgan a la ciencia la difícil tarea de explicar todo, absolutamente todo; y eso no se puede. Porque si hubiéramos llegado a dominar todo el conocimiento posible, hubiéramos abierto las puertas de la percepción y pudiéramos “ver” realmente lo que  la “cosa es”, estaríamos muertos de aburrimiento (además de haber encontrado un método y una metodologías perfectas para adquirir conocimiento). No se pretende aquí entronizar a la ciencia, si no que se busca dejar al desnudo la inviabilidad de la explicación "alien" (la duda siempre será tal, hasta que sepamos lo contrario, pero la duda o la posibilidad de la duda nunca es una explicación). Es simple, no tienen pruebas (o si “las hay” son de poca veracidad o directamente montajes, truchadas, etc), y si no se pueden evaluar pruebas, serán todas conjeturas en el aire (o mejor, youtubianas o “cósmicas”, o más allá y al infinito, bleh) y por lo tanto, esas conjeturas no se pueden convertir en “teorías científicas” y mucho menos en una verdad alternativa. La ciencia es imperfecta porque no puede explicar todo, pero eso no quiere decir llenar lo que no se puede explicar con... extraterrestres ...ó Dios. A favor de la ciencia está el hecho de la divulgación y la evaluación de los datos entre los científicos (una tarea necesaria y obligatoria entre quienes se dedican a esto) para así comprobar, experimentar, criticar, sopesar (con conocimiento de los métodos y las metodologías usados) si lo que se expone en un trabajo, paper, estudio es veraz, cierto y no es refutable. Obviamente, tampoco se busca idealizar a la ciencia, porque también debería ser desinteresada en sus hallazgos e investigaciones (cosa que muchos científicos, laboratorios y empresas científicas se empeñan en no cumplir). Por todo lo anterior, pensemos, evaluemos, critiquemos, leamos, investiguemos un poco más y no demos explicaciones simplistas; dejemos de restarle mérito a las viejas civilizaciones y busquemos aprehender de ellas; tenemos todo el tiempo que transcurrió, tenemos a la historia (que también es una ciencia, como método científico y todo) como aliada. Tratemos de no repetir errores y evitar las causas de por qué cayeron esas civilizaciones; aprendamos que la ciencia ficción especula (y tiene grandes autores, que cosa extraña no encontramos entre los conspiracionistas, porque creen que lo que dicen es “serio”) y anticipa, pero es literatura, no ciencia. Y por último, si proponen una supuesta “versión de los hechos que nos enseñaron”, háganlo en serio, respetando el saber acumulado durante siglos y no nos traten de ingenuos; es verdad que nos falta mucho por aprender, somos consciente de ello, pero no son ingenuidad (si bien pequen de serlo) la curiosidad, la racionalidad (aunque produzca monstruos) y la imaginación.
Hasta acá el descargo, hasta aquí la diatriba, ya tendrán noticias mías, desde la real experiencia y no desde el espacio exterior".
(Nota de la transcripción: fuentes de allegados cuentan que el investigador en cuestión desapareció sin dejar rastros camino a la ciudad de Bolívar. Su paradero es al día de hoy, desconocido).

Say fuck all!... y ejem… Sean uds Bienvenidos a este mes aniversario que con el amigo J.P Sastre hemos dado en llamar: Sacudiendo la Colina… Sureña 2, the revenge.
Resulta complicado luchar contra muchas cosas a la vez; pero una de las cosas más complicadas debe ser desdoblarse mental/musicalmente para ponerse a escribir un post (que pocos leerán, je) que verse sobre una banda que quizás en el momento que te decís: “estaría copado postear esto, che”, no estabas escuchando precisamente ese estilo musical. Tarea doble la del redactor que tiene que darle a las teclas para dejarles en claro de qué viene la cosa cuando en su cabeza suena otra cosa distinta que está dando vueltas en las neuronas y lo cual es imposible dejar de lado. Sin embargo, acá estamos no para hablar de lo último de tal o cual locura noruega que anda por allí, si no y… Cómo habrán leído (je) en el post de arriba, Gov’t Mule es la banda comandada por Warren Haynes que nos deleita con blues, rock, improvisaciones, todas tamizadas por un aire sureño (del norte) que encandila. Acá tenemos en las manos, el segundo disco, Dose, el que es más cancionero, un poco menos “jam” y que no tiene desperdicio alguno. Desde  el comienzo de “Blind Man in the Dark” ya sabremos lo que nos espera en esta entrega de “La” mula: guitarras al frente, la voz del enorme Warren y un estribillo que se queda clavado en la memoria por un largo tiempo. Y así, luego de ese fuego inicial, continúa Dose con un tema más “reposado” con un bajo que te marca el ritmo y un “in crescendo” que en cualquier momento explota; que solo por dios!!!!; en fin, "Thorazine Shuffle". Y claro, como no quererlos a estos tipos, “Thelonius Beck” es una oda al jam blusero, ortodoxo, aceitado, rítmico, cuadrado, yeitero, instrumental y un largo etc; pero funciona y de manera tan perfecta, que asusta. “Game Face”, se presenta a sí misma con ese bajo aristocrático y esa guitarra que destroza el silencio, con un Haynes arriba, bien arriba y a medio tiempo, una delicia cuando clavan esos arreglos old school, una delicia de canción. Y ahora que me estoy dando cuenta, estoy picando todo el disco. Mejor resalto un par más y los dejo a uds, porque si no es apología. En el resto del disco, hay temas reposados, “baladescos”, oscuros como solo el blues-country puede ofrecer.  De todas maneras, tengo que destacar tres temas más, el primero es “John The Revelator”, una "traditional" que hicieron todos, absolutamente todos, pero en manos de estos tipos, es oro en polvo, por favor… ¡QUE onda, por dios!... El otro tema es “Raven Black Night”, una maravilla casi acústica que se va tejiendo sola, que no deja respiro, que asedia cualquier análisis racional; en serio, díganme que no es una oda al buen gusto, díganme. Por último, tenemos la versión de los cuatro de Liverpool, “She Said, She Said”; muy acertada interpretación de Haynes y cía, que me da pie para dedicarle este post a un tipo que no está más (y eso hace difícil que lo vaya a leer) pero que cuando le pasé este disco, no me lo quería devolver, tardé bastante tiempo en convencerlo de lo contrario (o hasta que se agendó el disco para su colección), lo logré y acá está para que uds lo sopesen, lo escuchen y lo disfruten, porque realmente estos son discos para disfrutar; tipos que saben tocar, haciendo lo que mejor les sale, tocando buena música, sacudiendo atemporalmente la colina… sureña. Un brindis para el bloguito y su aniversario!...

Tracks:

01. Blind Man in the Dark - 06:47
02. Thorazine Shuffle - 06:46
03. Thelonius Beck - 03:33
04. Game Face - 07:55
05. Towering Fool - 06:22
06. Birth of the Mule - 06:41
07. John the Revelator (traditional) - 03:49
08. She Said, She Said (Lennon–McCartney) - 6:57
09. Larger Than Life - 05:13
10. Raven Black Night - 05:29
11. I Shall Return - 05:40

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 147 MB
Pass: somospacifistas
Puff y más puff: Gov't Mule - John The Revelator (Live)

Opción 1

Opción 2

21 de julio de 2014

Blondie - Parallel Lines (1978)


So do you want to dance, Frank, or do you want to sit there and have a heart attack?. ¿A quién no le hubiera gustado estar en los pies de Tony Montana en ese momento? En ese y unos cuantos más, pero sobre todo cuando Elvira lo pone en movimiento con ese imperativo tan bien disimulado; porque el vestido le caía con una (des)gracia que nunca a nadie llevó mejor que ella, porque los ojos hechos polvo y la indiferencia impostada eran los puños llenos de verdades que vinieron a sacarlo de sus cavilaciones últimas. Entonces... ¿Cómo no querer sentir que el mundo nos da una nueva causa con la forma de esa mujer?.
Tony Montana no terminó bien. Tampoco Michelle Pfeiffer, aún cuando se despojó de la piel de Elvira y la esperasen trece años de filmografía heterodoxa pero que la vieron flotando por encima de todas. Entre otras igual de buenas filmó "Married To The Mob", Batman Returns", "The Fabulous Baker Boys", "The Witches of Eastwick" y una de las tres o cuatro mejores películas de amor de todos los tiempos, ese hallazgo de dañados, ese reencuentro con Al Pacino en la versión lumpenproletaria de "Scarface", con menos muerte pero más miedos, esa hermosa cinta que es "Frankie And Johnny". Tras eso, una carrera con más errores que aciertos y el bisturí y las inyecciones que poco a poco le iban sacando esa gélida y frágil expresión que nos confundía tanto, que le había permitido ser la Gatúbela perfecta y eterna.
Ahora... compren un alfajor de maicena, traten de comerlo entero y tras un par de mordidas intenten preguntarse en voz alta y con la boca llena: ¿Hay algo más michellepfeifferiano que Deborah Ann Harry allá por el ´78? La respuesta es no, porque tenemos el video de "Heart Of Glass" donde Debbie anticipa los tics de la belleza ochentera, esa mirada dañosa, esa mandíbula descontrolada yéndose en primer plano con una elegancia que nos incomoda, porque siempre nos dijeron que eso estaba mal, porque no puede ser tan atractiva la oscuridad, pero hay luces, hay una bola de espejos, hay una canción que no se aguanta de hit y está ella y baila y canta y nos mira, con esos ojos, de nuevo, y de nuevo... y de nuevo.
Hay un antes y un después en Blondie con el disco "Parallel Lines". Los dos anteriores, "Blondie" y "Plastic Letters", mostraban una búsqueda un tanto anárquica. O tal vez ni siquiera eso, mostraban un sonido sin demasiada identificación. Eran un poco punkis por origen y escena (La New York de Television y el CBGB), eran un poco New Wave cuando apenas se forjaba el término, eran pop del más ramplón y eran algo rockers. El éxito moderadamente in crescendo los acompañaba a la par de los cambios que introducían en su sonar, hasta llegar a este disco que sin ser el mejor en casi nada de lo que se propone, es genial en su generalidad, contando con no menos de nueve canciones libres de toda astilla auditiva.
"Hanging On The Telephone" y "One Way Or Another" son un dúo explosivo de arranque, aún cuando la segunda ya sea una especie de himno bailable donde vamos porque saca las impurezas como perro que se sacude lo apestoso para todos lados después de un día en la calle, con Debbie Harry tirando de las voces con un power extraño. Popito en "Picture This" y la más sinte de todas, la rarísima "Fade Away And Radiate" en lo que tal vez sea el mayor intento kraftwerkero de la banda y que termina tirando reggae, allá ellos. "Pretty Baby" es mi favorita. Porque es sensual, las letras, el ritmo y ese estribillo pegadizo. Y está basada en la película homónima, que tantas tardes nos acompañó de niños, a sabiendas de que tal vez veíamos una teta. Podemos seguir con esto, porque durante todo el disco vamos montados a una ola. Pero no tiene demasiado sentido, ya que tras la sweetie "Sunday Girl" va a volver a aparecer ella y nada va a ser lo mismo, por todo lo dicho, porque si alguien nos mirara así ya nada importaría después, porque vamos por la vida buscando esos ojos de televisión sólo para nosotros. Entonces, para que seguir, para que más, si llegamos.

Tracks:

01. Hanging On The Telephone - 2:22
02. One Way Or Another - 3:35
03. Picture This - 2:56
04. Fade Away And Radiate - 4:02
05. Pretty Baby - 3:18
06. I Know But I Don't Know - 3:56
07. 11:59 - 3:20
08. Will Anything Happen? - 3:00
09. Sunday Girl - 3:05
10. Heart Of Glass - 3:48
11. I'm Gonna Love You Too - 2:06
12. Just Go Away - 3:33

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 95 MB
Pass: somospacifistas
Toda y mucho: "Heart Of Glass" (Official Vidio)

Opción 1

Opción 2

14 de junio de 2014

Smog - The Doctor Came At Dawn (1996)

 

“En mi opinión insisto. Él (el viajero del tiempo), lo sé porque habíamos discutido la cuestión entre nosotros mucho antes  de que construyera la Máquina del Tiempo, era pesimista con respecto al Progreso de la Humanidad, y veía en el acopio incesante de civilización sólo una absurda acumulación que, al final, inevitablemente, debía derrumbarse y destruir a sus artífices. Si esto es así, nos queda vivir como si no lo fuera. Pero, para mí, el futuro sigue siendo un espacio desconocido y en blanco; es una vasta ignorancia, iluminada en algunos sitios fortuitos por el recuerdo de su relato. Y tengo conmigo, para mi consuelo, dos extrañas flores blancas (ahora arrugadas, marrones, aplastadas y quebradizas) para atestiguar que, aunque la inteligencia y la fuerza hubieran desaparecido, la gratitud y una mutua ternura seguían viviendo en el corazón del hombre”. 

Herbert George Wells. “La máquina del tiempo” (1895).

Entrevista con el demonio, extracto 25, anotaciones al margen incluídas:
Y así me decía él, sentado, fumando y tomando un cynar con hielo: “O si quieren, empezamos a romper todo, y ya está… Para qué seguir, le hacemos caso a esta gente… Para qué seguir, les hacemos caso a todos estos pelotudos… Aclaro desde el vamos y hasta donde quieran, me encanta que me ignoren, haré siempre un altar a quien me regale su indiferencia porque todos saben que significa eso. Violencia, estupidez, odio son todas puertas de acceso directo a mis aposentos, pero la indiferencia, ah, esa me encanta como pocas, es absolutamente hermosa, requiere un esfuerzo de anular al otro que es casi santa.... Pero acá el tema es otro, lo que te hace poner furioso no es eso, son otras cosas, el psicoanálisis por ejemplo, dejemos reposar a Sigmund por un rato, basta de tanta baratez en el análisis. Admito, Freud fue un genio, pero sus “técnicos especialistas aplicantes de diván”, por favor, déjense de joder con pavadas… le están errando, egoísmo, egolatría e individualidad no son lo mismo, explíquenlo a sus “pacientes-clientes”, porque los muy creyentes los confunden y le cagan la vida a la gente de alrededores con sus peroratas de auto-afirmación oshianas-bucaynianas-librosdeautoayudatóxicocainómanosetc…. Así que, mis compadres queridos, desaten la furia contra los exégetas de esta pseudociencia, por sanidad mental nomás, para no creernos el centro del universo y dejarnos llevar por eso que decía el muchacho de apellido esquizofrénico, Ortega y Gasset, eso de ser uno y sus circunstancias, no uno y el universo ó uno solito y solo, ó uno y nada más que uno, ó el gardeliano “uno”, digamos basta de tanto prejuicio ególatra, veamos la diversidad del otro como eso que es, la otredad como un enriquecimiento, hagamos espacio a la diversidad, porque la posibilidad de la isla ya se comprobó nihilista, porque si no, me la dejan fácil, sin sorpresas, ya estoy viejo para estas cosas, antes era como Al Pacino, pero ahora estoy más cerca de Jack Nicholson, muy pero muy cabreado”
Todo eso me dejó pensando. Lo dejé seguir al Diablo con su diatriba contra la “terapia” y pensar que creía que era de su autoría. Nada más equivocado. “El que quiera entender que entienda”, decía el hijo de, con esas mismas palabras terminó el ángel caído su monólogo mientras terminaba su aperitivo, a título de explicarme que “nunca entendieron al crucificado, gente de poca fe”… Vaya uno a saber que me quiso transmitir el muchacho. “De todas maneras todo eso me sirve, es agua para mi molino, todos son satanistas a su manera pero algo me molesta, sí, ¡me molesta!, es como muy… ¿fácil?... En fin, no quiero expandir toda mi bilis sobre esta mesa de bar tan chiquita y cuadrada, quisiera jugar un rato para el otro lado, como si Neymar pateara un rato para la selección Argentina, algo así, pero mis principios no me lo permiten, no puedo ir en contra de “haz mal y no mires a quién”, acordate que era un ser luz, un elegido, y bueno, las cosas se pusieron feas y me rajaron, uno tiene que mantener una posición porque si no, te comen los piojos o los demonios menores quieren seguir el ejemplo de la rebelión y en el fondo prefiero mantener el status quo del averno para que esto no se vaya de madre.”
Sinceramente no lo podía creer, el señor oscuro,  Lucifer, Luzbelito ricotero, me contaba todo esto al calor del sol que entraba por esa ventana que ven allí. Imaginen el cuadro, cenicero lleno, apurando el cynar el diablo me cuenta todas estas confidencias y me deja como mínimo atónito. Le hago una pregunta como al ver que se iba poniendo de pie, mientras prendía un conway con un fósforo raspado en la barba de dos días y me responde: “nene, no te va a creer nadie”.

Oh, Yeah!... Ejem… Bienvenidos, sean uds, una vez más a este rincón de penitencia, de soledad y de regocijo que hemos tenido el tino de llamar (con el amici J.P. Sastre): Sacudiendo la colina…. Desolada… Es decir, Desolation part. II.
Smog fue la banda alter ego de Bill Calahan, eso es información obvia, adosados a lo que se llamó lo-fi, estilo que englobó a quizás muchas bandas muy distintas entre sí. Así son las etiquetas, así funcionan y así pocas veces el “indie” fue tan genial. El muchacho es un talento que quizás a alguno se le haya pasado de largo, no importa acá tendrán una muestra en 10 canciones de lo que es capaz este señor de expresividad poca y cara de piedra. Si lo primero que se te viene a la cabeza cuando escuchás el disco es: despojado. Diste en el clavo. De eso venía eso de “lo-fi” y de grabar en la comodidad hogareña con pocos elementos. Lo minimalista de todas maneras es un cuento que pocos se creen a la hora de escuchar este “the doctor…”. Parece que “menos es más” es la tendencia a seguir por Calahan en este disco; con la colaboración de la tristemente fallecida Cynthia Dall. Hacer sentir tronar cada nota, cada verso mordaz de contenida voz, es tarea del cantautor. Como también de minimalizar el acompañamiento en pequeñas dosis de arreglos por fuera de la guitarra. Calahan es un gran letrista sobre los resquebrajamientos de parejas, la autocompasión  y la querida y nunca bien aceptada desolación cotidiana. Esa es la marca registrada del muchacho y para muestra bastan unas líneas: “You moved in/ to my hotel / You could have done better / But Oh Well / I tapped your phones / I read your mail / We split the rent…” (You Moved In).
Sí, hasta puede considerarse cruel en muchos aspectos… absolutamente genial, porque si el doctor vino al atardecer seguramente no son buenas noticias, porque la polución te puede dar buenas ideas y Smog es una buena medicina en dosis pequeñas, te deja cerca del final. Cada canción aquí contenida es una descripción de lo difícil que son las relaciones humanas, pero con malevolencia, con descaro, con ironía nos cuenta Calahan, es todo más llevadero. “You're lying in your crummy bed / You're smoking your drugs / And between the two of you / Could not come up with / Enough compassion not to screw…” (Whistling Teapot). Son diez canciones que no tienen una gota de desperdicio, todo está perfectamente pensado, deshojado para que brille con énfasis, es la desolación en estado puro, sin adornos innecesarios, con algunos destellos de esa voz de barítono apocado que es Calahan. Todos los temas tienen un tema, todos son exquisitas tristezas de cotidianos infiernos. Nada más y nada menos, resumiendo: “Life's a joke / A waiting game now. / A juggling of vices / Tiny tiny vices / And they don't anchor me / To the ground / I know who the hangman is / So life's a joke” (Hangman Blues). De esa manera se cierra el album, se termina, obviamente, se extingue. Ahora, es el turno de ustedes, camaradas, les dejo la desolación aquí, al alcance de la mano.

Tracks:

01. You Moved In – 04:34
02. Somewhere in the Night – 02:10
03. Lize – 05:58
04. Spread Your Bloody Wings – 03:27
05. Carmelite Light – 00:42
06. Everything You Touch Becomes a Crutch – 02:34
07. All Your Women Things – 06:47
08. Whistling Teapot (Rag) – 03:39
09. Four Hearts in a Can – 04:12
10. Hangman Blues – 04:49

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 95,3 MB
Pass: somospacifistas
Todo oscuro y fundido a negro: Smog - Whistling Teapot (sample)

Opción 1

Opción 2

31 de mayo de 2014

Animal Alpha - You Pay for the Whole Seat But You'll Only Need the Edge (2008)





La desolación de Smaug, la desolación de  Fresán, la desolación musical, la desolación de una alergia que te tiene podrido y que no saben de donde viene, la desolación de los hospitales a altas horas de la madrugada,  la desolación del fin del trimestre, en fin, la desolación a… secas. Esos podrían ser temas para tantas cosas. Pero antes de ponernos tipo “dansimmonsnianos” y vampirizando mentes a favor de pura oscuridad, relajémonos un poco antes de entrar en una vorágine que no nos dejará descansar. Dejemos por un rato de andar por los empinados resquicios de la mente, no ahondemos en profundos debates intelectuales sobre la vida después de Led Zeppelin, no pensemos por un rato sobre si la inflación es endémica o los empresarios no quieren resignar márgenes, o sí hace frío, calor o nieva. La cosa es simple, nos quedamos un rato en blanco, cosa difícil con tanta información sensorial, pero acaso… necesaria para despejarse de prejuicios adquiridos a través de la existencia y no llegar a conclusiones apresuradas con respecto a cosas que pensamos que ya conocemos…
A qué viene tanta preparación, preguntará alguno que se haya aventurado hasta esta línea, y la cosa es simple: si uno dice que viene a romper un poco los tímpanos de la gente bien asentada en estilos musicales poco eléctricos, es como que quien lee eso, levanta automáticamente las antenas de vinilo y dice… guarda! Este pibe de nuevo con la distorsión y la gente rara. Y sí… Here comes the sun….
Y Sean bienvenidos uds una vez más, con delay, reverb, chorus y mucho pedal y estirada de cuerda, a esta pared de sonido valvular y ecléctico que hemos dado (con Jin Pol Sastre)… Sacudiendo La Colina… distorsiva.
Antes que nada, siempre que vuelvo, vuelvo con estas cosas para desdemonizar la mente, por eso... allá vamos... Lo primero que se preguntarán es qué sentido tiene postear sobre una banda que no existe más. La respuesta es por eso no podríamos poner tantas grandes bandas que nos quedaríamos huérfanos de glorias. Segundo, ¿es Animal Alpha una banda grande?, no. Y así y todo, a quién le importan todas esas cosas a la hora de escuchar un disco cualquiera. La cuestión es qué tipo de música hacía/hace esta gente noruega (Sí, como A-HA, como el Black Metal) de tan poca vida en el ruedo (2002-2009); tarea difícil la del redactor a la hora de describir estilos, porque o la pega de una o empieza a inventar categorías que al igual que el sociólogo solo servirán para querer labrarse un nombre en base a cosas indescifrables. Por ello, sólo anoto como al pasar que lo que hacen estos orates hermosos es un rock pasado de testosterona, distorsionado, con toques de Nü metal y algún que otro efecto y rastro pattoneano en el ADN de estas canciones cortas y al palo de los nórdicos. Cualquiera dirá, nada raro hasta acá, hay miles de banda que pueden responder a esas señas. Pero, el dato distintivo es quien dirige la batuta del asunto:
Agnete Maria Kjolsrud (que te espera fumando), o una de esas hermosas “musasenfermasmentalesnuestrasdecadadía” que cada dejan a los tipos que cantan en bandas como esta como un nene chiquito y desvalido pensando en sus pesares existenciales. Acá, Agnete te grita, te susurra, te canta, te arrulla, te hace la adolescente cascarrabias, te enamora, se desgarra la garganta y nunca, nunca, nunca, desafina, ni pierde la melodía. ¿No será mucho?. Y… puede ser, quizás exagere, pero la construcción de las canciones, tan bien pensadas, tan redondas (para el estilo, con sus arreglos particulares, quiebres, breakdown, etc), serían meras anécdotas si no fueran entonadas por esta mujer; es decir, si a esta banda le ponemos una voz masculina, no funciona.
En cuanto al disco (del nombre largo y algo copado): es corto, 8 temas de promedio 3:30 minutos; pero una montaña rusa de vértigo y reposo constantes. No se puede descansar ni en los temas a medio tiempo-baladescos. Arrancamos con un grito de batalla: “Pin You All” (dedíquenselo a quien quieran)… y ya las guitarras presagian pesadez con una afinación grave y clah, pasamos al puente y todo… explota. ¿Alquien dijo gancho?. Puf, esto está pensado para que se te quede en la mente un rato largo. ¿No te sirvió? Pasemos a “Master of..” y a cómo cantar una canción con mucha onda y no morir en el intento (con un trabajo de guitarras muy logrado). Y luego, prendemos fuego todo: “Fire! Fire! Fire!” y que todo se vaya al carajo, literalmente… Agnete te vocifera, grita y enferma la cabeza como pocas; no tengo nada más que agregar (si salís vivo, contame). “Alarm” es la calma de la tormenta, parece que todo se calmó, pero…. Te puede gustar el estilo o no, pero prestá atención al ir y venir de las líneas vocales. “Breed Again” es quizás lo más agresivo del disco, con un crescendo en el estribillo que es casi genial. “In the Barn” es el lento disco, ja, signifique lo que eso signifique. “Even…”, además de un ejercicio de reafirmación personal es (si llegás a esta canción) parte de la logia de experimentación inspirada en algunas locuras pattoneanas. El último tema “Tricky Threesome” es un gran final de disco (Aclaro, esta es la versión SIN bonus track), como lo anterior, raro, pesadito, melódico y bien tocado.

Tracks:

01. Pin You All - 02:55
02. Master Of Disguise - 03:34
03. Fire! Fire! Fire! - 03:20
04. Alarm - 04:10
05. Breed Again - 04:12
06. In The Barn - 05:40
07. Even When I'm Wrong, I'm Right - 03:02
08. Tricky Threesome - 04:09

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 64,9 MB
Pass: somospacifistas
De que viene la cosa loca: Animal Alpha - Pin You All (video)

Opción 1

Opción 2

 Blog design by Template Faerie.
ir arriba