¿CÓMO SE HACE?

13 de febrero de 2016

Black Sabbath - Heaven And Hell (1980)


“Tengo la sensación de que nuestras emociones, si bien maravillosas, resultan vacías, y me parece que eso se debe a que somos de clase media. Ya se sabe, cuando uno es de clase media, tiene que vivir con la conciencia de que la historia le ignorará. Tiene que vivir con la conciencia de que la historia nunca apoya sus causas y que la historia nunca siente pena por ti. Es el precio que hay que pagar por las comodidades y el silencio cotidiano. Y debido a ese precio, cualquier felicidad es estéril; cualquier tristeza carece de consuelo. Y cualquier pequeño momento de belleza intensa y refulgente como un amanecer quedará completamente olvidado, disuelto en el tiempo como una película super-8 abandonada bajo la lluvia, sin sonido, y pronto reemplazada por miles de árboles que crecen en silencio.”

         Douglas Coupland. En “Generación X” (1991).

Es así de simple. No tengo auto, no tengo casa propia, mi sueldo es ínfimo. ¿Me quejo?, sí, pero no tanto como se creería. Se acerca más a la realidad el que vivo enojado. Pero les cuento que cosa puede llegar a calmarme, en una palabra: música. En dos palabras: Black Sabbath. Por eso, gloria a Iommi. Y gloria a Ozzy, Butler y Ward. Pero también a todos los que hicieron de la banda de Birminghan una gloria. Entre ellos destaco al enorme y gigante petiso, el gran y único Ronnie James Dio (también a Vinny Appice, Cozzy Powell, Glen Hughes, entre otros grandes). No puedo disfrazar, ni ocultar la sincera admiración que quien escribe tiene con este vocalista. Hasta el final fue potencia pura, una de LAs voces del metal, palo a palo con Halford y Dickinson; imposible elegir uno. Por ello, La Colina se enorgullece en presentar dos discos de Black Sabbath con Dio al micrófono: el mítico y genial Heaven & Hell y el pesado y monstruoso Deshumanizer. Dos aplanadoras de puro metal inglés.

Y de eso te estaba hablando, era una cosa que no se puede explicar, estaban entreverados en posiciones indescriptibles, entre asquerosas y sublimes, no sé… Ejem… Sean uds Bienvenidos una vez más a este aquelarre mágico y oscuro, a esta conjunción estelar maravillosa que hemos dado en llamar (con el amigo itinerante, JP Sastre) Sacudiendo La Colina… Sabbathiana!!.
Vamos con el primero: Heaven & Hell fue la presentación de Dio en Sabbath. Qué difícil calzarse los zapatos de Ozzy, distintos a nivel vocal, pero ser el original y carismático cantante eran dos escollos a vencer. Ronnie James Dio te saca todas las dudas desde el primer Oh, no… Here comes again!!... y sí, se vienen los “Neon Kinghts”!!... temazo es quedarse corto, no hacer headbanging es de tibio, no admirar ese riff, esa base atronadora y esa voz, es imposible; puf, y esto recién empieza. ¡Che, la que sigue es “Children of the Sea”!. Y sí, qué decir, con el diario del lunes es fácil opinar. Difícil es pensar en que pensaban los muchachos de Sabbath cuando armaron la lista y pegaron “Children…” a “Neon…”. ¿Habrán pensado con estas dos hacemos un clásico? Quién sabe. Y luego viene el bajo de “Lady Evil”, paren un poco, che. Y viene el tema homónimo. Decir que “Heaven & Hell” (el tema) es un clásico es llenarlo de bronce y ponerlo en un altar. No es que eso esté mal, sino que si ponemos a pelear, en la liza, a una canción actual, digamos del 2000 al 2016, con “Heaven &…”. ¿Quién gana?. El riff, el bajo, la batería y Dio en los primeros 00:32 segundos de tema: imbatibles. Y luego se va todo al mismísimo carajo, digo… al infierno y al cielo, por los armónicos de Iommi y ese final a puro arpegio, sublime. Pura magia imperecedera. Un servidor es partícipe de la idea de cortar la crónica acá. Pero luego vienen “Wishing Well”, “Die Young” (te-ma-zo!) y “Walk Away” y cierra: “Lonely is the Word”. Tema icónico: “It’s a long way to nowhere / And I'm leaving very soon ….”… Una canción muy pero muy genial para cerrar el disco; el solo de Iommi es de un sentir blusero y a la vez metalero, que no se puede notar la diferencia, y Dio, Ronnie James. ¿Qué puedo agregar?. El petiso es todo sentimiento, todo.
Claro que soy fan de este disco, claro que los fanatismos no me gustan, claro que no me banco. Pero ante tanta claridad, es bueno que venga un poco de oscuridad, o un poco de ambas. Acá está “Heaven & Hell” del año del señor 1980, año del natalicio de quien escribe, año en que el metal daba otra muestra de buena salud. Uds. Deciden qué hacer a continuación. Saludos de puro Sábado, o digo, de puro Sabbath.

Tracks:

01. Neon Knights - 03:53
02. Children of the Sea - 05:34
03. Lady Evil - 04:26
04. Heaven and Hell - 06:59
05. Wishing Well - 04:07
06. Die Young - 04:45
07. Walk Away - 04:25
08. Lonely Is the Word - 05:51 

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 92,7 MB
Pass: somospacifistas
De calaveras y diablitos: Black Sabbath - Neon Knights (live)

Opción 1

Opción 2 (in stand by)

Black Sabbath - Dehumanizer (1992)


"Me da un poco de vergüenza decir que mi primer libro fue prohibido por Lastiri. Si hubiese sido prohibido por otro presidente de más categoría, uno se pondría más contento. Al segundo libro lo prohibió Isabel Perón, y ya a los demás los quemaron los militares. Quemar libros es como abusar de los niños: es una cobardía, porque no se pueden defender."

           Osvaldo Bayer, 2004, en la Universidad Nacional del Litoral.

Hoy es un día de fiesta, no sólo por ser sábado, si no porque es el aniversario de salida del puntapié inicial del metal, un 13 (y clarooo) de febrero de 1970 sale el primer larga duración de Black Sabbath, el homónimo, el de la bruja, el glorioso. Y como la historia parece que llega a su final (Gira The End, Ep de mismo nombre) que mejor que rememorar viejas e inmortales batallas.

Y claro, cómo no te iba a decir eso, si es un pelotudo a pedal, le hace falta que lo violenten un  poco, no sé… ejem… Sean uds bienvenidos, una vez más el mismo día, a este prospecto medicinal, a esta cueva de galeno improvisado, a este sitio hipocrático y farmacológico que hemos pensando (con Sastre aquella vez y hace tiempo) en llamar: Sacudiendo… La Colina… Sabbathiana II, to the back!!!.
Y vamos con el segundo: esa máquina de matar e inhumana, que claro que nos vuelve y nos deshumaniza y humaniza en lo más bajo, por partes iguales: “Deshumanizer” de 1992. Podría haber elegido otro, pero toda elección es arbitraria y en este espacio somos árbitros, hedonistas. Y claro, otros discos de Black Sabbath pueden venir en el futuro (el diablo así lo reclama) y esta banda tiene una larga tela para cortar. Es un disco pesado, muy pesado (¿quizá el más pesado de la banda? No sé, ni siquiera me puedo aventurar a afirmar una cosa así) con un sonido muy nítido, en fin, un álbum de Black Sabbath. No me interesa ahondar en la novela que se armó durante la grabación de este disco, ni que haya sido un acierto comercial en la carrera de Sabbath. Me interesa el disco: arranca con ese temazo que es “Computer God”, cualquier similitud con los años que corren es pura coincidencia: Midnight confessions / Never heal the soul / What you believe is fantasy; los muchachos de Birminghan la descosen, Dio es dios (alguna vez tenía que hacer ese juego de palabras). And: Deliver us to evil / Deny us of our faith / Robotic hearts bleed poison / On the world we populate. After All (The Dead) es una canción típica de Sabbath y tiene cosas de la banda de Dio; es un gran tema, lento, doooom, oscuro y apocalíptico, mágico. “TV Crimes” es el corte, el que tiene video, y es ganchero a más no poder, un estribillo que se te adhiere al cerebro, metalero y a las chapas, imposible de resistir, un hit. En “Letters from Earth” vuelve el medio tiempo y a lucirse Dio; claro que todo el disco tiene un aura que grita “Dio hinchó muchos las bolas con las letras y las melodías vocales”. De todas maneras, es un tema para cantar a los gritos y quedarse afónico: Come on it's another game / But you gotta play on / Cause they say it's just pretend / Ask them why they say you'll never, never die / Come on - the game is called the end (visionario verso). Y continuamos con esa enormidad que es “Master of Insanity”, con ese comienzo de Buttler haciendo que la insanidad sea palpable con sus fukin’ 4 cuerdas. Contiene uno de los riff más “modernos” que le escuché a Iommi. Dio la descose una vez más: Behind the lies you will see / The master of insanity / Under the mask there will be / The master of insanity. Si me apuran les diría que tiene elementos progresivos, sobre todo en los riffs intrincados del medio y el final, una joyita de la abuela. “Time Machine” es otro temazo  (¿y van?). Cuando escribo esto, mis auriculares reproducen la forma hermosa de esos graves, señores, esos graves!!!. Otro hitazo invasor de cerebros. “Sins of the Father”: I am the crazy man / Who lives inside your head / But I think I'm breaking through the wall; no voy a agregar nada más. Y a continuación viene el relax oscuro que te dice “Too late”, man, It’s too late, for tears; descorazonador al comienzo, atronador en el medio, glorioso al final. Acá se me hace brava, qué puedo decir de ese tema que es “I” sin caer en la más pura exégesis, casi nada. Es toda la maldad del ego hecho canción, es lo peor del Deshumanizer, es malvado, está enojado y es Legión. Enorme canción, enorme. Para cerrar, asistimos a uno de los temores más grande de una parte importante de la humanidad: “Buried Alive”. Es una historia de un terror íntimo, poseído y siniestro. Es Black Sabbath haciendo lo que mejor sabe hacer: ponerte a mover la patita, hedbanging desnucador. Y les sale de maravillas. Dio demuestra y deja en claro eso de ser “La Voz” del metal. Gracias, muchachos, es una gloria de disco.
Acá se termina la crónica, algún día volveré a revisitar otros discos, otras partes de la historia de una de las bandas más grandes del rock, del metal, de la música. Por lo pronto, les dejo esta dupla que no tiene reparos en convertirse en giratorios eternos (o reproducidos en cualquier formato), forever and ever, Black Sabbath. Saludos y gran sábado, camaradas!.

Tracks:

01. Computer God – 06:10
02. After All (The Dead) – 05:37
03. TV Crimes – 03:58
04. Letters From Earth – 04:12
05. Master Of Insanity – 05:54
06. Time Machine – 04:10
07. Sins Of The Father – 04:43
08. Too Late – 06:54
09. I – 05:10
10. Buried Alive – 04:47

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 120 MB
Pass: somospacifistas
La TV de hoy en día: Black Sabbath - Tv Crimes (Live)

Opción 1

Opción 2 (in stand by)

6 de febrero de 2016

Dead Man's Band - Dead Man's Band (2012)


“Cuando la gente ve fantasmas, siempre se ve primero a sí misma”

         Stephen King. “Las zapatillas” en Pesadillas y Alucinaciones.

La vida diaria nos descentraliza, nos muestra una cantidad inestable de espejitos de colores; sean enseres digitales, celulares y un gran etc. Todo compite por nuestra atención y todo viene con adhesivas publicidades, subliminales y de las obvias, para que sigamos perdiéndonos en la constante cantinela de artículos que apestan a obsolescencia desde su origen; nos dejamos deleitar por los cantos de sirena, sabiendo que nos estamos atados a ningún palo mayor. Por ende, directos a encallar, no nos percatamos ni siquiera al sentir el golpe, que estamos aturdidos, abarrotados los sentidos por un sinfín de estimulaciones gráficas y coloridas de divertida factura y estridentes mensajes inocuos. En una de esas, nos paramos a pensar para tratar de entrever cómo funciona todo y si nos adentramos más en búsquedas de respuestas nos topamos con alguna cosa que nos devuelva un poco la humanidad. Los antiguos y siempre citados griegos la tenían clara en eso de la búsqueda del equilibrio; austeros, orgullosos de su saber y temerosos de acumular en demasía. ¿Cuándo se fue todo tan al carajo?. El que sepa que tire alguna idea, siempre tan bienvenidas. Yo les paso una: escuchar un disco en su totalidad, siempre es copado.

Sean uds. Bienvenidos una vez más a este sitio de antaño, nostálgico y entrañable que hemos dado en llamar (con el errante eterno J.P. Sastre) Sacudiendo… la Colina… resucitada!!!
Y tenemos una Doble función, doble. Nos visita la Banda del Muerto y nos trae dos cosas mágicas que es “de ahora” pero que tiene un sabor vintage y valvular que enamora desde el vamos. Llegué a esta banda utilizando los siempre infinitos caminos de La net. Esas casualidades que en la siempre constante búsqueda de nuevas músicas te hace hallar malas melodías y otra buenas. Así arribé al primer disco de una banda ignota y muy poco conocida de rock psicodélico, algo blusera, algo soulera, y de nacionalidad griega. Sí, griega, y para más datos geográficos se ubican en Atenas y nada más y nada menos en Piraeus. Por supuesto, doña, allí donde antaño construyeron ese puerto fortificado los antiguos atenienses (que nosotros llamamos Pireo). Esos tipos que le destruyeron la flota a los persas, dónde se cargaba el “fuego griego”.  Allí se ubican los integrantes de la “Dead Man’s Band” (no confundir con la banda del actor Ryan Gosling, Dead Man’s Bones) .  Y nos traen este primer y homónimo larga duración. Acá puedo ir y venir en varias líneas de análisis, en varias exageraciones, lo cierto es que esta banda debería tener un poco más de difusión. La industria musical es una cosa rara y muy esquizofrénica, tendenciosa y arrogante. Así y todo, con el devenir de lo que se llamó retro rock o bandas que tocan como si todavía el fueran los 70’s. Obviamente con el tamiz de grabar con adelantos técnicos que los hacen sonar así. De todas maneras, esa escena nos regaló muchas bandas más que interesantes, algunas muy buenas y otras del montón. Pasando por la vertiente más pesada, hardrockera de Graveyard o de Horisont, hasta llegar al ejemplo que mejor cuadra para hacer notar el parecido con los griegos, esa maravilla que es Blue Pills (búsquenla y denle una escuchada, no se van a arrepentir, si joden un poco, en una de esas me convencen y la posteo, pero no sean haraganes) . Dead Man’s Band tiene una cantante femenina (Lady Fantasy; así de escasa es la información que hay de la banda) que no es la genial Elin Larsson (la vocalista de Blue Pills) pero tampoco tiene por qué envidiarla. Es una de las notas distintivas de la banda del muerto griega. Canta como si hubiera nacido en algún pueblo del medio oeste de EEUU. Una mezcla hermosa y armónica de blues, soul, country, rock de fines de los 60’s y mediados de los 70’s; es decir, personalísima. El resto de la banda sabe hacer lo que se dispusieron a plasmar en el disco, llevarnos a lugares conocidos, transitados y trajinados por muchos, es como ir de la mano con Jefferson Airplane pero sin tanto ácido.

Line up:
Lady Fantasy - Vocals
George Pan - Guitar
Vasilis B. - Guitar
K.D. - Bass
Joseph V. - Drums

La mezcla de rock psicodélico con pizcas de otros estilos  funciona aunque esto lo hayas escuchado antes. “Dead Man’s Band” (el disco) no posee estridencias, tiene calidades reposadas y calmas, hipnóticas, pero por momentos se desboca dulcemente, casi sin distorsión (pero que las hay, pocas las hay). El ir y venir de las guitarras es antológico, es de un buen gusto apabullante. Desde el incial “Folllow Me” quedamos prendados con el resto del disco. “Far from the sun” es lo más cercano a la estridencia valvular, dónde nuestra Lady Fantasy saca sus credenciales Joplinianas, delicioso tema, armónicas y graves guitarras, humo dulce. “Nothing Here” es el primer reposo, un momento de relajación con un solo levanta-muertos al final. Y así transcurre todo el álbum; con subidas y bajadas, todas para escuchar en una tarde de tranquilidad de alma y copadez de espíritu. Para encontrarse con algo bien hecho, con reminiscencias varias y lejanas, sin faltas de respeto, sin grandes distorsiones, pero con una magia que pocas bandas pueden decir que logra. Siempre es así, quién tiene buenas canciones y buenos arreglos debería llegar lejos, pero la industria musical no es ecuánime. Hay bandas que  merecen lo que tienen, otras no, y sin comparaciones Dead Man’s Band merece que veas por qué un tipo que tiende a ser un obstinado defensor de escuchar el disco entero, te lo deja acá para que le pegues una escuchada. No son geniales, son mágicos, no inventaron la pólvora pero estos griegos la saben usar. Abrazo, amigos, les mando un abrazo hasta Grecia!.

Y además, son copados, si te pasan por el bancamp (que dejo en el link alternativo) de la banda, te podes agenciar el último disco Back in the Alley del 2015 y pueden dejar algo en la gorra de los muchachos.

Tracks:

01. Follow Me - 02:59
02. Far From The Sun - 03:19
03. Nothing Here - 04:28
04. Lady Fantasy - 04:30
05. Empathy - 08:01
06. Behind Smoke - 03:29
07. In The Shadows - 03:08
08. Far Away Ride - 04:01
09. The Last Four Minutes - 04:17

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 89,6 MB
Pass: somospacifistas
Pura fantasía: Dead Man's Band - Lady fantasy (audio-video)

Opción 1

Opción 2 (bandcamp's album)

BandCamp (band)

Dead Man's Band - Vol.II (2014)


“Primero vienen las sonrisas. Luego las mentiras. Finalmente las balas”

                 Stephen King en "La torre oscura V. Lobos del Calla".

Me gusta aclarar, porque cualquiera de ustedes puede pensar: este tipo se cree que todo lo que sube es genial; no, pienso que son buenas cosas para descubrir, otros clásicos y así; de todas maneras, este es un espacio hedonista y por ello, subo lo que pienso pueda servir para dar cuenta de discos que sirven de disfrute de un servidor. Ojalá ustedes me acompañen en este recorrido musical y que difundamos la música. En una de esas logramos que las nuevas generaciones presten atención y aprendar a descartar. Porque el gusto se adquiere a través de la selección y posterior descarte, es mentira que sobre gustos no hay nada escrito y eso que el gusto está en la variedad, bandas diversas sin un atisbo de crítica no es un gusto, es coleccionar discos. Acá hacemos otra cosa, por eso los posts son "algo" largos. Pero bueh... vamos a los que nos conmueve.

Y clah, se vino la segunda… Una vez más, y porque Somos Pacifistas (pero no nos jodan) presentamos en este lugar que hemos dado en llamar: Sacudiendo… La Colina… Donde los muertos tocan y bailan!!!
He aquí, dando cuenta de la segunda parte, de la secuela. Como dijimos, doble función, doble de la banda griega del nombre genial: Dead Man’s Band.
El segundo disco de esa banda que ya presentamos, y la cual “casiquenolaconocenadie”, Dead Man’s Band, se titula, simplemente, Vol. II del 2014. Sin aspavientos, sin grandilocuencias. Ya desde el inicio se nota una mejor producción, más cuidada, los bajos se sienten más presentes y robustos: un punto para sumarle al total. Algunos cambios en la formación se denotan en la siguiente lista:

Band Members:
Lady Fantasy - Vocals
Vasilis B. - Guitar
K. D. - Bass
Joseph V. - Drums
Guests:
Jargon - Keyboards
George Christoforidis - Percussion
Miss V - Voices on "Playroom"

“Lady in blue” abre la contienda y podemos tomarnos un whisky en las rocas o un ferné a la sombra y mover la patita al son de este híbrido de blues y psicodelia, atenti al hammond, doña, atenti. En “Son for J”, sacamos las influencias a la vista y nos paseamos por en un avión jefersoniano blusero y candencioso. En el track 03 caemos en la cuenta que este disco es más despojado en cuanto a guitarras al frente, pero los arreglos de los teclados son maravillosos; al igual que la sección media de “Invitation”. “Just a Trip”, le hace honor al nombre y destaca por su melodía viajera intersideral (¡?) adornada con la voz de nuestra Lady Fantasy (una recorrida por la net, no dice que quizás se llame Katia) siempre hipnótica. “13 cold oranges in october” nos deleita con una interpretación magnífica de nuestra musa vocalista; esa base tan escuchada, ese hammond tan obvio pero tan bien tocado que nos hace pensar en que no nos importa nada más que seguir escuchando. Acá puedo agregar algo, si ponemos los dos discos seguidos, notaremos el cambio en la producción, el uso más sistemático del hammond y el crecimiento en la composición. Todo eso si te ponés a pensar, si te dejaste llevar, está más que bien, y nos ponemos sólo a disfrutar. En el comienzo “Night of the Blackfish” parece que se comieron un blakcsabbath más que un blackfish, ese riff!!, claro que entra Katia y todo se trasmuta en el tema más “heavy” de la banda, un blues levemente pesadito pero que no desentona en cualquier tarde apacible y contemplativa. Y hacia el final tenemos una joyita que hace de balada oscura: “Faces in the Crowd”… temazo. Para el final se reservaron ese viaje de 8 minutos que llamaron “Playroom”, es una andanada de juegos eróticos y demases artilugios sexuales; no apto para escuchar ante niños o mojigatos. El solo del final es orgásmico, literalmente, que puede juzgarse innecesario pero bueh, ellos componen, nosotros elegimos escuchar, o no. Quien escribe apostó a disfrutar el disco sin hacerme problemas. 
Así acabamos (ejem…) la crónica de los discos de la banda del hombre muerto de Grecia. De más está decir que a un servidor le parecen muy atendibles y disfrutables

Les repito que en su bandcamp (el cual dejo en el link alternativo) se pueden hacer del disco Back in the Alley del 2015, por unos pesos (a la gorra, lo que puedan) o gratis. Porque, contrariando su nombre, la Dead Man’s Band sigue haciendo de las suyas.

Tracks:
    
01. Lady Is Blue - 03:34
02. Song For J - 04:29
03. Invitation - 04:11
04. Just A Trip - 04:00
05. 13 Cold Oranges In August - 06:56
06. Night Of The Blackfish - 04:38
07. Faces In The Crowd - 04:41
08. Playroom - 08:32

Compresión: CBR 320 Kbps
Tamaño: 97,3 MB
Pass: somospacifistas
The Playing Dead: Dead Man's Band - Night Of The Blackfish (video)

Opción 1

Opción 2 (bandcamp's album)

BandCamp (band)